Tajine de tomates y huevos

Este tajine de tomates con huevos que también se conoce popularmente como “huevos marroquíes”,  es un plato muy sencillo y rápido de preparar, además de  sabroso es muy “adictivo”, volverás a hacerlo una y otra vez. Me trae muy buenos recuerdos de Tánger donde los descubrí como cena perfecta. Anímate a hacerlo porque te va a encantar, es una delicia.

Ingredientes:

  • Un tomate grande o dos medianos
  • 2 Huevos de gallinas felicies
  • Un diente de ajo
  • Perejil fresco
  • Cilantro  fresco
  • ½ cucharadita de Pimentón dulce
  • 1 cucharadita Comino
  • Pimienta
  • Sal

Preparación

Pica el ajo, el perejil y el cilantro. Lava los tomates y córtalos en rodajas. En un sartén con fuego medio,  echa un poco de aceite de oliva virgen extra, añade los ajos, el perejil y el cilantro, rehoga un minuto y echa los tomates cortados. Espolvoréale las especias, remuévelos  con cuidado.

Tápalos y pon el fuego al mínimo unos 5 minutos, echa los huevos,  vuelves a tapar hasta que se cuajen los huevos, aproximadamente otros cinco minutos y listo  

Pan de espelta con algas y sésamo

Sin duda el pan con harina integral de espelta es de mis favoritos porque es sabroso y saludable. Al ver en el supermercado que vendían algas con sésamo pensé que podía hacer un pan con ellas y me he puesto manos a la obra. Si hacéis pan os recomiendo que probéis añadirle algas porque os va a encantar, una verdadera delicia.

Ingredientes:

  • 200 gr de harina de fuerza
  • 350 gr de harina integral de espelta
  • 12 gr de algas con sésamo (yo compré las que venden en Mercadona que traen 30 gr)
  • 350 ml.  de  agua
  • Una pastilla de levadura fresca
  • Media cucharada de sal (las algas ya tienen sal, por eso no pongo la cucharada entera)
  • Una cucharadita de azúcar (yo le he echado azúcar de coco)

Preparación

Si vas a  usar panificadora, vierte primero los líquidos en la máquina, después los ingredientes sólidos y hazla como te indica el programa que utilizas normalmente.

Si lo vas a hacer  a mano, en primer lugar diluye la levadura en el agua templada, espera unos minutos antes de echarla al bol donde tendremos la harina y las algas (así se van hidratando pues vienen secas).

Vertemos el agua con la levadura en la fuente donde tenemos la harina, empezamos a moverlos con una cuchara de madera. La masa nos parecerá muy pegajosa y desagradable de tocar, pero no hay que preocuparse, una vez que esté bien mezclada, la tapamos con un paño limpio y la dejamos reposar una hora.

Pasado este tiempo, la masa ya ha empezado a fermentar,  incorporamos la sal, la cucharadita de azúcar. Espolvoreamos con harina una superficie lisa de la cocina: encimera o tabla grande de madera y procedemos al primer amasado a mano, durante unos cinco u ocho minutos. Dejamos reposar la masa unos quince minutos. Volvemos a amasar unos diez minutos más, hacemos el preformado del pan, es decir, le damos la forma que hayamos elegido, lo metemos en un molde cubierto de papel de horno, puedes mojar el papel bajo el grifo para facilitar esta operación. Yo he dividido la masa en dos, he hecho dos bolas y las he dejado fermentar cubriéndolas con un paño, para hacer dos pequeños panes, pero puedes hacerlo de una sola vez y saldrá un pan de unos 900 gr.  

Después de una hora, aproximadamente, nuestra masa habrá duplicado su volumen y estará lista para hornearla.

En un horno precalentado a 220 grados, metemos nuestra masa. Los primeros diez minutos solo le doy calor con el fuego de abajo, después bajo la temperatura a unos 200 grados, otros diez minutos;  pongo ahora calor arriba y abajo con 180 grados y en veinte minutos el pan está listo. La temperatura y el tiempo va a depender de cada horno, haz el pan como estés acostumbrado a hacerlo. Para comprobar si está ya bien cocido o no, puedes hacer lo mismo que hacemos con un bizcocho: meterle un palillo de madera, si sale limpio el pan ya está listo. Sacamos el pan del horno, lo ponemos en una rejilla para que se enfríe.

Habas frescas con su vaina con jamón serrano

Ingredientes:

  • Unas cebolletas frescas
  • 400 gr de habas frescas con su vaina
  • Dos dientes de ajo
  • Un vasito de vino
  • Jamón del bueno
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Preparación:

Lavamos muy bien las habas, les quitamos los picos con un cuchillo y las cortamos en trocitos. Pochamos las cebolletas con un chorro de aceite de oliva  virgen extra en una olla mediana. Añadimos los ajitos bien picados.

Vertemos las habas frescas, las rehogamos un poco, echándole el vasito de vino blanco. Cuando estén tiernas, en unos doce minutos, más o menos, le añadimos los trocitos de jamón. Movemos un poco y listo.

Hay quien al hacer este plato, echa el jamón antes de hacer las habas, yo prefiero poner el jamón al final, ya que no necesita cocción, además, si el jamón es bueno, pierde parte de su exquisito sabor.

Berenjenas marinadas

Creo que las berenjenas me gustan de todas las maneras posibles. Son muy versátiles, ofrecen muchas posibilidades. Éstas que traigo hoy son marinadas, es decir, maceradas con algunas especias antes de asarlas. No puede ser más fácil de hacer y el resultado más delicioso.

Ingredientes:

  • Una berenjena grande
  • Ajos picados
  • Perejil picado
  • Cucharada de comino
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de vinagre

Preparación:

Lavamos la berenjena, la cortamos en rodajas y la embadurnamos de sal para que suelte el amargor, dejándola en un escurridor. Mientras echamos en un bol el aceite, el vinagre, la pimienta, la sal, el vinagre, los ajos y el perejil picados.

Después de aproximadamente media hora, la berenjena ya estará lista para prepararla: la lavamos con agua fría muy bien, secándola a continuación con papel absorbente. La colocamos en el bol donde están las especias y la removemos muy bien para que se impregne de la mezcla, durante al menos, una hora.  Una vez que estén bien maceradas, colocamos las rodajas en una bandeja para el horno y la ponemos con calor arriba y abajo durante unos diez minutos (dependerá de cada horno) a unos 180 grados.

La vigilamos y le damos la vuelta hasta que estén asadas. Las sacamos, las ponemos en una fuente, espolvoreamos un poco de perejil y le añadimos un poco de aceite de oliva virgen extra.

Tortilla de habas frescas con su vaina y patatas

Aprovechando que ahora hay habas frescas con su vaina en el mercado, he hecho una tortilla con ellas que está espectacular. Es un plato muy saludable, fácil de hacer y muy nutritivo. Las habas frescas con su vaina son muy sabrosas, incluso para los que nos son muy fans de las habas, ésta receta les gustará: ¡Una verdadera delicia!

Ingredientes:

  •  400 gr de habas frescas con su vaina
  • 200 gr de patatas
  • Cebolletas frescas
  • 5 huevos de gallinas felices
  • Perejil picado
  • Dos dientes de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

En primer lugar vamos a lavar muy bien las habas frescas con su vaina, le cortamos las puntas, las cortamos en trocitos y reservamos.  

En una sartén ponemos las cebolletas frescas cortaditas, el ajo picado y el perejil.

Antes de que se doren del todo, añadimos las habas frescas con su vaina, las salteamos un poco, tapamos la sartén y bajamos el fuego. Esto hará que se hagan con su propia agua.

Mientras se van haciendo las habas, pelamos, picamos y freímos las patatas que le vayamos a añadir.


Una vez que está todo en su punto, batimos los huevos en un bol, echamos las verduras, las patatas y hacemos la tortilla de manera habitual.

Acelgas rojas con patatas

 

Foto 23-5-17 14 32 27

Las acelgas pueden ser hermosas como puedes ver en la fotografía, pero lo mejor de éstas es que todo lo que tienen de bonitas lo tienen de saludables: tienen más sabor y nutrientes que las de toda la vida.

Foto 23-5-17 12 01 42

Ingredientes: 

  • Un manojo de acelgas rojas
  • Dos patatas medianas
  • dos dientes de ajo
  • pimentón dulce
  • un poco de pimentón picante
  • aceite de oliva virgen extras
  • sal, pimienta

Foto 23-5-17 12 34 51

 

Foto 23-5-17 13 24 11

Preparación

Lavamos bien las hojas de acelga. Quitamos los hilos de las pencas, las troceamos y escurrimos bien. Pelamos las patatas, cortadas en trozos no muy grandes.

En una olla con agua y una cucharada de sal, ponemos las acelgas y las patatas. Las dejamos cocer unos veinte minutos aproximadamente.

En una cazuela echamos aceite y doramos los dientes de ajo picaditos. Una vez que estén dorados, echamos una cucharadita de pimentón dulce y una pizca de pimentón picante, fuera del fuego para que no se queme y amargue.

Agregamos las acelgas con las patatas y rehogamos  unos minutos hasta que estén bien mezclados todos los ingredientes.

Foto 23-5-17 14 32 27

 

Bizcocho de naranjas y agua de azahar

Qué ganas tenía de compartir esta receta de bizcocho de naranjas con agua de azahar. Las naranjas en repostería ofrecen un grato sabor y la posibilidad de poder disfrutar de los nutrientes que nos da la ralladura de su cáscara. Cuando hice esta receta estaba rodeada por miles de azahares que durante unas semanas de primavera adornan Sevilla, así que era fácil dejarme llevar por la tentación de poner unos cuantos de ellos en la foto. El agua de azahar que he usado en esta receta no es otro que el que vende en cualquier supermercado, el que se suele usar para hacer el roscón de reyes. No me enrollo más, espero que disfrutéis de este delicioso bizcocho de naranjas y agua de azahar que es una verdadera delicia para los sentidos.

 

Ingredientes:

  • 3 huevos grandes o 4 medianos
  • 180 gr de azúcar
  • 120 ml de aceite suave
  • 125 ml de yogurt
  • 250 gr de harina
  • Un sobre de levadura
  • Canela molida
  • Una cucharada de agua de azahar
  • 80 ml de zumo de naranja
  • Una naranja rallada
  •  Una pizca de sal

 

 

Preparación

En primer lugar separamos las claras de las yemas de los huevos y las montamos a punto de nieve con una pizca de sal. Cuando estén firmes se le añade poco a poco el azúcar y después las yemas. A continuación vamos añadiendo el resto de ingredientes: aceite, yogur, la naranja rallada, la canela, el agua de azahar y la harina que habremos mezclado con la levadura. El zumo de naranja se lo echamos al final. Todo esto hay que hacerlo con mucha suavidad para que no se baje demasiado la masa.

Precalentamos el horno a 180 grados. Engrasamos un molde y lo espolvoreamos con un poco de harina. Vertemos la masa y lo metemos en el horno, a media altura con fuego por ambas partes.

En mi caso, con cuarenta minutos, el bizcocho estaba ya bien cocido. El tiempo depende de cada horno. Para comprobar la cocción introduce un pequeño palillo de cocina y si éste sale limpio es que ya puede sacarse. Recuerda que nunca debes abrir el horno hasta que el bizcocho no suba. Cuando lo saques del horno, déjalo al menos diez minutos antes de desmoldarlo, puede romperse. Una vez pasado ese  tiempo, se desmolda y se pone en una rejilla para que se enfríe.

Os aseguro que este bizcocho de naranjas y agua de azahar es una verdadera delicia.

 

 

 

Bacalao con tomate

Foto 7-2-18 17 11 13
Aunque el bacalao con tomate se come durante todo el año, es en tiempo de Cuaresma y Semana Santa cuando más se consume en muchos hogares, sobre todo del sur de España. He puesto aquí la receta tal y como mi madre la ha hecho siempre, que es como a mí más me gusta. Se puede acompañar con unas patatas fritas pero creo que es mejor mojar la salsa de tomate con un buen pan. Espero que os guste, para mí es una verdadera delicia.


Ingredientes:
  • Un kilo y medio de tomates o una lata de tomate trituraro de un kilo
  • Una cebolla fresca grande
  • Medio pimiento rojo (grande)
  • Un par de pimientos verdes
  • Dos dientes de ajo
  • Medio kilo de Bacalao desalado
  • Perejil
  • Pimentón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Un poco de harina de trigo para rebosar el bacalao.

 

Preparación:
En primer lugar, cogemos el bacalao, lo rebosamos en harina y lo freímos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. Este aceite lo vamos a utilizar después para hacer el tomate. Lo freímos someramente, solo hay que “marcarlo”, lo colocamos en un plato para que mientras que hacemos el tomate suelte algo de su jugo.
Lavamos, pelamos y cortamos los pimientos, la cebolla y los ajos; hacemos un sofrito con el aceite que hemos utilizado para el bacalao.

 

Echamos el pimentón y añadimos los tomates triturados o en la lata, la sal y el perejil.

 

Dejamos que el tomate se haga a fuego lento, para ello tapamos la olla y ponemos el fuego al mínimo, el tiempo de cocción dependerá de esto. En mi caso ha estado unos cuarenta minutos. A continuación colocamos encima los trozos de bacalao con cuidado y vertemos el jugo que ha soltado en el plato.
Foto 7-2-18 13 23 52
Seguimos unos minutos con muy poco fuego y con la olla tapada, para que el tomate se impregne del bacalao. No le he puesto azúcar al tomate para quitarle la acidez, puesto que el pimiento rojo, al ser un poco dulce ya hace esa labor. Mi madre siempre echaba un poco de cebolla cruda al final de la cocción del tomate para combatir ese sabor ácido. Espero que disfrutéis de esta receta, a mi me encanta.
img_9753-1

 

Risotto de salmón y gambones



Hoy vamos a preparar un delicioso risotto con salmón y gambones. Por supuesto que los gambones pueden sustituirse por langostinos o gambas, claro. Es muy fácil de preparar y es realmente sabroso.  

Ingredientes:
  • 350 gr de salmón fresco
  • 200 gr de gambones 
  • Una cebolla fresca grande
  • Dos dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Un vasito de vino blanco
  • 300 gr de arroz bomba
  • sal y pimienta
  • Un poco de nata
  • Queso tipo parmesano



Para el caldo de pescado:

  • La cabeza del salmón y espinas
  • Las cabezas de los gambones
  • Una cebolla pequeña
  • Un puerro
  • Perejil
  • Dos zanahorias
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

Preparación:
              
En primer lugar hacemos el caldo de pescado, ponemos en una olla las verduras lavadas y peladas junto con las cabezas del pescado y del marisco. Dejamos que hierva unos veinte minutos. Colamos y reservamos.


Cubrimos el suelo de una olla o cacerola con aceite de oliva virgen extra y pochamos la cebolla fresca, a continuación le añadimos el ajo picado y la sal, rehogamos bien. Echamos el arroz y ya no dejamos de removerlo. Vertemos el vasito de vino blanco y cuando se evapore, echamos el primer cazo de caldo de pescado. Sin dejar de remover el arroz, vamos añadiendo el caldo poco a poco, con fuego medio.

A los quince minutos echamos el salmón y los gambones, removemos y echamos el último cazo de caldo para que se cueza el pescado. 

Echamos un poco de nata líquida y al servir, espolvoreamos un poco de queso tipo parmesano.