Bizcocho de cerezas

Foto 4-6-18 20 36 50

 

Este bizcocho de chocolate con cerezas es un bizcocho de sabor intenso pues  está hecho con cacao puro, ecológico, sin azúcares ni harinas ni nada añadido y por tanto, mucho más saludable. Lo compro en la tienda Alhacena a Granel  que está en la calle Relator en Sevilla, lugar altamente recomendable porque sus productos puedes cómpralos como dice su nombre, a granel, además  la mayoría son ecológicos y de muy buena calidad.

Me encanta añadir frutas a los bizcochos, creo que ya lo he dicho en alguna ocasión, esta vez he añadido cerezas porque combinan muy bien con el chocolate. El bizcocho queda muy esponjoso y las cerezas le aportan un sabor único.

Foto 4-6-18 15 43 15

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 250 gr de azúcar (o su equivalente en miel)
  • 120 ml de aceite de oliva suave
  • 160 ml de leche
  • Un chorrito de extracto de vainilla
  • 180 de harina (yo le he puesto harina de espelta)
  • 60 gr cacao en polvo
  • Levadura
  • Pizca de sal
  • 100 ml de agua caliente

Elaboración:

Lava y corta las cerezas en pequeños trozos y resérvalas.

Foto 4-6-18 16 12 03

Para hacer bien el bizcocho es muy importante tener todos los ingredientes a temperatura ambiente, salvo los 100 ml de agua caliente que echaremos al final. Esto hará que el bizcocho quede esponjoso pues el cacao en polvo reseca un poco más los bizcochos en general.

En primer lugar con una batidora de varillas o bien a mano, batimos muy bien los huevos hasta que clareen un poco, entonces le añadimos el azúcar (o miel), seguimos batiendo muy bien y le añadimos poco a poco el aceite, después la leche y el extracto de vainilla.

Foto 4-6-18 16 11 46

En un bol, una vez pesada la harina le añadimos el cacao, la pizca de sal y la levadura, lo mezclamos bien y lo agregamos a la mezcla anterior por medio de un colador para evitar grumos. Lo ligamos muy bien  con una espátula, dejamos la batidora de varilla en un principio, hasta que la harina y el cacao estén bien incorporados a la masa. Ponemos de nuevo la batidora de varillas a muy baja velocidad y le incorporamos el agua caliente. Ahora, echa las cerezas cortadas que tenías reservadas.

Foto 4-6-18 16 54 36

Engrasamos un molde y lo introducimos en el horno que estará precalentado a unos 180 grados, con calor arriba y abajo.  En unos cincuenta minutos, aproximadamente y dependiendo de cada horno, estará listo. Pincha con un palillo de cocina y si sale limpio es que está listo.

Sácalo del horno y déjalo  reposar fuera unos diez minutos antes de desmoldarlo de lo contrario podría romperse. Desmóldalo  y deja que se enfríe en la rejilla.

Cuando esté frío ya puedes adornarlo como quieras y disfrutar de este rico bizcocho que es una auténtica delicia.

Foto 4-6-18 20 35 08

Foto 4-6-18 22 32 58

 

Foto 4-6-18 20 36 55

Bizcocho de naranjas y agua de azahar

Qué ganas tenía de compartir esta receta de bizcocho de naranjas con agua de azahar. Las naranjas en repostería ofrecen un grato sabor y la posibilidad de poder disfrutar de los nutrientes que nos da la ralladura de su cáscara. Cuando hice esta receta estaba rodeada por miles de azahares que durante unas semanas de primavera adornan Sevilla, así que era fácil dejarme llevar por la tentación de poner unos cuantos de ellos en la foto. El agua de azahar que he usado en esta receta no es otro que el que vende en cualquier supermercado, el que se suele usar para hacer el roscón de reyes. No me enrollo más, espero que disfrutéis de este delicioso bizcocho de naranjas y agua de azahar que es una verdadera delicia para los sentidos.

 

Ingredientes:

  • 3 huevos grandes o 4 medianos
  • 180 gr de azúcar
  • 120 ml de aceite suave
  • 125 ml de yogurt
  • 250 gr de harina
  • Un sobre de levadura
  • Canela molida
  • Una cucharada de agua de azahar
  • 80 ml de zumo de naranja
  • Una naranja rallada
  •  Una pizca de sal

 

 

Preparación

En primer lugar separamos las claras de las yemas de los huevos y las montamos a punto de nieve con una pizca de sal. Cuando estén firmes se le añade poco a poco el azúcar y después las yemas. A continuación vamos añadiendo el resto de ingredientes: aceite, yogur, la naranja rallada, la canela, el agua de azahar y la harina que habremos mezclado con la levadura. El zumo de naranja se lo echamos al final. Todo esto hay que hacerlo con mucha suavidad para que no se baje demasiado la masa.

Precalentamos el horno a 180 grados. Engrasamos un molde y lo espolvoreamos con un poco de harina. Vertemos la masa y lo metemos en el horno, a media altura con fuego por ambas partes.

En mi caso, con cuarenta minutos, el bizcocho estaba ya bien cocido. El tiempo depende de cada horno. Para comprobar la cocción introduce un pequeño palillo de cocina y si éste sale limpio es que ya puede sacarse. Recuerda que nunca debes abrir el horno hasta que el bizcocho no suba. Cuando lo saques del horno, déjalo al menos diez minutos antes de desmoldarlo, puede romperse. Una vez pasado ese  tiempo, se desmolda y se pone en una rejilla para que se enfríe.

Os aseguro que este bizcocho de naranjas y agua de azahar es una verdadera delicia.

 

 

 

Bizcocho de mango con harina de espelta

Este bizcocho de mango con harina de espelta es uno de mis bizcochos favoritos. La harina de espelta tiene un valor nutricional superior al trigo: mayor número de proteínas, vitaminas, minerales y es, además, más digestiva, pero sobretodo, me resulta mucho más sabrosa que la de trigo.
El mango no solo aporta el sabor y nutrientes de esta fruta, sino que contribuye a que la miga sea más jugosa y, por tanto, un placer degustarlo. El bizcocho de mango con harina de espelta lo he elaborado tomando el vasito de un yogurt como medida, así que es muy fácil de hacer. Cuando lo pruebes, repetirás.

Ingredientes:
  • Cuatro huevos
  • Un yogurt natural
  • Aceite de oliva virgen extra (un vasito de yogurt)
  • Azúcar moreno (dos vasitos de yogurt) o miel (un vasito de yogurt)
  • Harina de fuerza (un vasito de yogurt)
  • Harina de espelta (dos vasitos de yogurt)
  • Un sobre de levadura química
  • Una cucharadita de vainilla caramelizada
  • Un limón rallado
  • 50 gr de coco rallado
  • Un mango cortado a trocitos

Elaboración:
Separamos las claras de los huevos y montamos las claras a punto de nieve, a continuación vamos echando poco a poco el resto de ingredientes cuidando que no se nos baje mucho la masa. Añadimos las yemas, el yogurt, azúcar, limón rallado, vainilla, coco y el mango; por último los dos tipos de harinas que habremos mezclado antes con la levadura.
Engrasamos el molde del bizcocho, lo espolvoreamos de harina, vertemos la mezcla y lo introducimos en el horno precalentado, a 180 grados. En unos 40 minutos, aproximadamente estará listo nuestro bizcocho de mango con harina de espelta. Os va a encantar, es una verdadera delicia.

Bizcocho de membrillo

Me encanta hacer bizcochos pero desde que descubrí que ponerle alguna fruta le aportaba mucho más jugosidad y sabor, no he dejado de probar con diferentes frutos.
Ahora que estamos en pleno otoño, vamos a hacer un bizcocho con membrillo, vais a comprobar como un simple bizcocho se vuelve una delicia. Eso sí, si vais a elaborarlo que sea pronto, antes de que desaparezcan del mercado, pues esta fruta está solo durante esta época otoñal.
Ingredientes:
  • Tres huevos (cuatro si son pequeños)
  • Un yogurt natural
  • Una medida de yogurt de aceite de oliva
  • Dos medidas de yogurt de panela (azúcar integral de caña) o una medida de miel
  • Dos medidas de yogurt de harina  integral
  • Una medida de yogurt de harina blanca
  • La ralladura de un limón
  • Canela en polvo
  • 1 sobre de levadura
  • 1 membrillo

Preparación:

En primer lugar separamos las claras de las yemas de los huevos. En un bol, montamos las claras a punto de nieve, le añadimos las yemas, luego el azúcar, la canela, también el limón y el membrillo rallado. Con mucho cuidado para que no se baje la mezcla, vamos incorporando poco a poco, el yogurt, el aceite y la harina con la levadura. 

Echamos la masa del bizcocho en un molde engrasado con mantequilla o aceite, cubierto con un poco de harina para que no se pegue. Espolvoreamos por encima con un poco de canela y azúcar y lo metemos en el horno (precalentado) a unos 180 grados durante unos cuarenta minutos.

Lo sacamos del horno y dejamos que se enfríe un poco.

Espero que os guste. Está riquísimo, una verdadera delicia. Espero que os animéis a hacerlo. ¡Ya me contaréis!