Habas con chocos

Adivina por qué a los de Huelva nos dicen choqueros, pues sí nos encantan los chocos fritos, asados, encebollados, con patatas… de cualquier manera. Quizá las habas con chocos es uno de los platos más típicos de la cocina onubense. Os dejo mi receta, os aseguro que es una verdadera delicia.

Ingredientes:

  • 1 choco grande
  • ½ kg de habas frescas
  • 1 cebolla grande
  • Pimentón dulce
  • Laurel
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Para el majado:

  •  Un poco de cilantro fresco
  • 1 cucharadita de comino
  • Un trozo de pan frito
  • 2 dientes de ajo

Preparación:

Limpiamos bien el choco, lo troceamos, lo salamos para que vaya cogiendo la sal. Cortamos la cebolla, cuando esté dorada añadimos el choco, el pimentón y lo pochamos un poco. Echamos las habas, el laurel y el vino blanco. Tapamos la olla y bajamos el fuego.

En un mortero ponemos las hojas de cilantro fresco, los dientes de ajo, la cucharada de comino molino, unos trocitos de pan frito y unos granos de sal.

Majamos muy bien todo, vertemos el “majado” en la olla, añadimos medio litro de agua (aproximadamente) cuando rompa a hervir volvemos a tapar la olla y la ponemos a fuego mínimo hasta que espese, comprobando que el choco y las habas ya estén tiernos.

Ensalada de lentejas rojas con anchoas ahumadas y algas

Yo era de las que renegaba comer lentejas en ensaladas, las comía de forma tradicional y ya cumplía con comerlas, sí, reconozco que aunque es un plato sabroso y las lentejas son muy saludables pues no me apetecían mucho.

Afortunadamente, ahora las consumo con más alegría, empecé a utilizar las lentejas rojas (en realidad tienen un bonito color naranja) añadidas a la crema de calabaza y zanahorias que normalmente hago cada semana en los meses fríos, y, también, por fin, en ensalada. Esta receta que traigo es muy fácil de hacer y deliciosa.

Ingredientes:

  • 150 gr de lentejas rojas
  • 10 gr de algas
  • Anchoas ahumadas
  • Cebolla fresca  picada (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

En primer lugar preparamos las lentejas. Conviene enjuagarlas muy bien, mi madre siempre lo hacía, quizá por eso nunca he dejado de hacerlo. Se ponen las lentejas en una olla con unos dedos de agua, sal y pimienta.

Las ponemos a hervir unos diez minutos o un poco más, estas lentejas se cuecen fácilmente, para ensalada lo ideal es que esté al dente, pero sobre gustos, los colores. Una vez cocidas, las escurrimos y refrescamos con un poco de agua fría, suavemente.

En una fuente ponemos la cebolla fresca picada, las anchoas ahumadas en trocitos, las algas y el aceite. Cuando estén bien escurridas las lentejas las vertemos en la fuente y la impregnamos del resto de ingredientes. Probamos el punto de sal y a disfrutar  de esta delicia.